lunes, 7 de agosto de 2017

ASPAS ROTAS

Pintura de Jiri Zraly, cogida de Pinterest





ASPAS ROTAS





Aquí las calles finales de tus muslos y los armarios donde el viento abre la jaula del aliento con su caverna de hojarasca entre los dedos: hay grietas en todos los epígrafes de la palpitación piedras encanecidas de agonizar juguetes que de pronto reivindican las llaves del cielo y cuervos que indagan en la duración la duración de la noche y desilusiones como los deseos decapitados en un rostro de sal y sin memoria: muchos asesinan las distancias con un cuchillo de desolaciones  —En los manuales del grito por cierto no existen los escapularios para la pacificación sino un tren de aspas rotas e irremediables cerraduras jamás pienso en la eternidad como absoluto: cada candil abre sus propias ascuas esa otra adolescencia que perdimos entre incestos violaciones proxenetas antros bacinicas aceras malolientes: todo el mundo de las ideas se nos fue adentrando de relatividades y confusiones si algo fue profético es que ninguna promesa es verdadera ninguna luz que no ciegue ningún pan que enloquezca en las manos salvo el lenguaje del riesgo y los clavos en el cadáver del frío se esconde el rigor del tiempo y ese suceder perdido del niño en los sueños: sé por supuesto que también se han hecho postales para el olvido dulce de panela para el olvido ruidos aquí para orinar la memoria ojos para no leer los estigmas del paraíso todo es así como una rosa de piedra en un tropezón en ayunas como una acequia del tamaño de los calcañales como una vagina de azúcar en el deseo del diabético claro al término del invierno uno recupera cierta cordura ciertas estatuas y vallas publicitarias ciertos tejados espesos de musgo  vos podés simular la ternura en todo caso y no pasa nada: no pasa nada si la gota de la noche te muerde ahí donde la saliva se enturbia donde un niño sólo puede jugar a lo inverosímil con otros juguetes: ahí donde el vértigo de las miradas es cruel sendero de trenes todos los rasguños son dolorosas orgasmos queman a la postre la boca o desfiguran el paisaje de lo probable
Barataria, 2017

No hay comentarios: